Calendario

27 de enero 2012, Aparición de Srila Raghunatha Dasa Gosvami

Uno de los seis Gosvamis de Vrndavan, fue por disposición del Señor Caitanya a Vrndavan, para ahí cantar constantemente el Mahamantra Hare Krishna y estudiar el Srimad-Bhagavatam. Todos los días en Vrndavan cantaba dulcemente los versos del Bhagavatam a los residentes. Sus lágrimas de amor
puro mojaban las páginas del Bhagavatam al cantar. La mayor parte del tiempo residió en Radhakunda.


Raghunatha dasa Gosvami nació en 1416 de una familia vaisnava muy acaudalada. El sitio donde nació se llamaba Sri Krishnapura, cerca del río Sarasvati. Los antepasados de Raghunatha dasa Gosvami fueron muy ricos y Raghunatha era el heredero de una gran extensión de tierra en la India. Sin embargo, Raghunatha dasa no sentía ningún apego por su casa, su herencia o su familia. Su único deseo era unirse al grupo de sankirtana del Señor Caitanya.


Al ver que Raghunatha no queria quedarse en casa, su padre contrató guardaespaldas especiales para que lo cuidaran. A pesar de eso, él siempre se las arreglaba para escaparse y llegar hasta Jagannatha Puri para encontrarse con el Señor Caitanya.

El Señor Se sentía muy complacido al ver a Raghunatha dasa. Lo ocupó como el asistente de Su secretario personal, Sri Svarupa Damodara. Sri Svarupa Damodara tenía a su cargo los baños, las comidas, el descanso y los mensajes del Señor, y Raghunatha dasa lo ayudó durante dieciseis años en Jagannatha Puri.

Cuando el Señor Caitanya y Svarupa Damodara desaparecieron,Raghunatha se dirigió a Vrndavana. El quería ver los pies de loto de Srila Rupa Gosvami y Sri Sanatana Gosvami y luego lanzarse de la Colina de Govardhana. Sin embargo, los dos hermanos no permitieron que Raghunatha se matara. Ellos lo aceptaron como a un tercer hermano y lo escuchaban hablar acerca de las glorias del Señor Caitanya.

Raghunatha dasa pasó casi toda su vida en Radha-Kunda. Prácticamente dejó de comer y se fue volviendo muy flaco y débil. Redujo su sueño al punto que casi no dormía. Se bañaba en el Radha-kunda tres veces al día y siempre que veía un vaisnava de los que vivían en Vrndavana le ofrecía sus reverencias. Al final de su vida lo único que comía diariamente eran unas pocas gotas de suero de mantequilla.

Día y noche rendía servicio a Radha-Krishna en su mente. Durante tres horas al día predicaba las glorias del Señor Caitanya. Como un deber diario, Raghunatha dasa ofrecía mil reverencias al Señor. Cantaba por lo menos 10.000 nombres del Señor y ofrecía sus reverencias a dos mil vaisnavas. Su único placer era cantar el santo nombre del Señor Krishna.

La primera vez que Raghunatha dasa fue a Jagannatha Puri a servir al Señor Caitanya, sus adinerados padres le envieron sirvientes y dinero. Rechazó los sirvientes y utilizó el dinero para ofrecer grandes fiestas al Señor Caitanya y otros sannyasis. Una vez pensó: "Soy un sannyasi, y aún estoy aceptando el dinero de mi familia. Eso no está bien". Después de esto rechazó el dinero.

El Señor Caitanya le preguntó a Svarupa Damodara: "?Por qué Raghunatha dasa no ha vuelto a dar fiestas tan agradables?".

"El ha rechazado la riqueza de su familia y simplemente mendiga un poco de comida a los sacerdotes en las escaleras del templo de Jagannatha Puri", le contestó Svarupa Damodara.

El Señor Caitanya estaba satisfecho con Raghunatha dasa. Un día fue a ver a Raghunatha a las escaleras del templo pero no lo encontró. Regresó donde Svarupa Damodara y le preguntó:

"Dónde está Raghunatha dasa Gosvami ahora?. Ya no está mendigando comida en las escaleras del templo. Cómo está comiendo?".

"Ahora, él va atrás del templo", dijo Svarupa Damodara, "él consigue pedazos de arroz que han botado del templo y come únicamente eso".

Nuevamente el Señor Caitanya Se sintió complacido y fue a ver a Raghunatha dasa. "Mi querido Raghunatha dasa, tengo entendido que tienes exquisitos manjares aquí y aún no me has invitado a compartirlos". Entonces el Señor Caitanya le arrebató la escudilla con arroz viejo a Raghunatha dasa y comenzó a comérselo.