Calendario

22 de febrero 2012, Desaparición de Srila Jagannatha Dasa Babaji


Om Visnupada Sri Srimad Jagannatha dasa Babaji Maharaja

Apareció en este mundo alrededor de 1750, en un pueblito lejano que ahora es conocido como Bangladesh. Pertenecía a una familia muy aristocrática.

Jagannatha dasa Babaji realizó bhajana en Vraja-mandala por muchos años.Era famoso en toda la región como un siddha-baba (un alma perfectamente realizada). A veces cantaba continuamente durante tres días y tres noches sin siquiera dormir, y por lo tanto también ayunaba. Después de completar su voto, rompía el ayuno con arroz plano y yogurt.

En el año 1880, Srila Bhaktivinoda Thakura visitó los pies de loto de Babaji Maharaja en Vrindavana y obtuvo muchas instrucciones valiosas de él. En el año 1893, Jagannatha dasa Babaji estaba residiendo en Kuliya,Navadvipa,y fue a visitar Surabhi-kuñja, la residencia de Thakura Bhaktivinoda.

Junto con sus seguidores fue a Mayapura y visitó muchos lugares sagrados como el Yogapitha (el lugar de nacimiento del Señor Caitanya) y Srivasa-angana (el lugar donde comenzó el movimiento de sankirtana). Cuando llegó al Yogapitha, el cual había sido descubierto por Bhaktivinoda Thakura, empezó a bailar en éxtasis, aunque era muy anciano en ese entonces y estaba incapacitado de caminar. De esa manera, él estableció la autenticidad del lugar más allá de cualquier duda. Estuvo algún tiempo en el Yogapitha en asociación con Srila Bhaktivinoda Thakura, y milagrosamente curó a uno de los hijos del Thakura de una enfermedad en la piel simplemente diciéndole que se revolcara en el polvo del lugar de la aparición del Señor.

Él pasó la mayoría del tiempo cantando el Santo Nombre en la orillas del Ganges,en Kuliya. Allí se pueden ver todavía su bhajana-kutira y su samadhi. Un día le solicitó a Srila Bhaktivinoda Thakura que construyese una galería, a fin de refugiar a los devotos que venían a verlo, lo cual el Thakura hizo inmediatamente.

Bhaktisiddhanta Sarasvati Thakura era bien versado en astronomía desde la edad de doce años. Sabiendo de esto, Babaji Maharaja lo llamó un día y le instruyó que hiciese un calendario vaisnava el cual debería incluir los días de aparición y desaparición de todos los asociados del Sri Caitanya Mahaprabhu y Visnupriya Thakurani.

Srila Babaji Maharaja dijo a Bihari dasa, "No puedo vivir sin Deidades".

Escuchando esta orden de su Guru-Maharaja, Bihari se fue al Radha-kunda, ahí , en una pila de forraje que había sido reunida para alimentar a las vacas,descubrieron una Deidad de Sad-bhuja, la forma de seis brazos del Señor Ramacandra, Señor Krishnacandra y el Señor Caitanya Mahaprabhu combinados. Ahora Bihari dasa tenía una Deidad apropiadamente pintada en Vrindavana, así que regresó a Surya-kunda con gran entusiasmo. La hermosa forma del Señor fue instalada de acuerdo a las ordenanzas de las Escrituras, y Srila Babaji Maharaja La adoró él mismo por diez años.

Al término de una década, Srila Jagannatha dasa Babaji Maharaja fue inspirado a irse a Navadvipa, y le pidió a Bihari dasa que entregase la Deidad a alguien en Vrindavana. Bihari dasa se fue a Vrindavana, y dio
la Deidad a un sacerdote del Gopala-guru-asrama, quien era conocido como Sri Narottama dasa Babaji. El Señor en Su forma de seis brazos ha sido adorado hasta el día de hoy en el templo de Sad-bhuja, situado cerca de Nidhuvana.

Bihari le preguntó si se quedarían en Navadvipa, y le sugirió alojarse en un asrama grande y popular llamado Bada-akhara. Srila Babaji Maharaja respondió, “No, no nos vamos a alojar en ningún asrama. Vamos a quedarnos bajo algún árbol”. Y así permanecieron bajo un árbol por algún tiempo, pero luego un devoto llamado Sri Madhava Datta compró el terreno adyacente al árbol, y lo donó al babaji. Un año después, Srila Bhaktivinoda Thakura construyó dos pequeñas cabañas para él. Un terrateniente famoso llamado Rajarsi Sri Vanamali Rai, construyó tres cabañas más y un muro que rodeaba todo el terreno. Una anciana muy rica hizo construir un pozo para beber agua. El babaji permaneció en Kuliya por treinta y dos años.

Babaji Maharaja una vez aceptó un poco de pan de una persona que pertenecía a la casta de barrenderos en Vrindavana. Esta acción fue muy criticada por la comunidad vaisnava local. Muchas personas se le acercaron y le retaron a que explicase esta acción. El respondió, “¿Ustedes saben quiénes son estos barrenderos? Antes de aparecer en Vraja-dhama, el Señor Krishna pidió a 88.000 sabios que tomaran su nacimiento ahí, y ellos nacieron en familias de clase baja. Los devotos residen en Vraja-dhama simplemente para obtener la oportunidad de untar sus cuerpos con su polvo, y abandonar sus cuerpos ahí. Estos barrenderos están siempre sirviendo al polvo de Vrindavana. Por lo tanto, yo me he dirigido a ellos como sirviente de Vraja-dhama y veo que no son diferentes de cualquier otro vaisnava”.
Srila Jagannatha dasa Babaji solía decir que el mejor momento para cantar era desde las tres de la mañana hasta las siete, y nuevamente, desde la puesta del sol hasta las once de la noche. Él declaró que ningún devoto serio debería dormir durante estas horas, ya que en ese lapso de tiempo el Señor Siva viene a inspeccionar a los devotos de su guru, el Señor Krishna.

Aunque el babaji no podía caminar apropiadamente durante sus últimos años, aun así bailaba entusiasmado durante la ejecución de sankirtana. Su cuerpo se expandía mientras danzaba. Hasta los últimos días de su vida ofrecía mil reverencias a su Deidad Giridhari.

Cada vez que él iba a Calcutta, se hospedaba en la casa de Bhaktivinoda Thakura en Maniktala Street. Muchos devotos trataron de llevárselo a sus hogares para darle prasada, pero él nunca aceptó sus invitaciones. Él donó una Govardhana-Sila a Srila Bhaktivinoda Thakura, quien La adoró en su Bhakti Bhavan.

En otra ocasión, una perra parió cinco perritos en las orillas del Ganges, cerca del bhajana-kutira de Babaji Maharaja. Cuando el sabio se sentó a tomar prasada, los perros se sentaron alrededor de su plato. Bihari trató de mover a los perritos, pero Babaji Maharaja le dijo, “Saca mi plato”. Esto molestó a Bihari,que exclamó: “¡Estos perros!”. Bábájí Maharaja le dijo fuertemente: “¡Ellos son los perros del dhama!”.

Srila Jagannatha dasa Babaji solía permanecer seis meses en Vraja y seis meses en Navadvipa-dhama. De acuerdo al Gaudiya-vaisnava-jivana, a la edad avanzada de 146 años, cuando estaba por viajar a Navadvipa desde el Radha-kunda, muchos vrajavasis y otros vaisnavas le fueron a preguntar porqué estaba abandonando el Vraja-dhama a esa edad tan avanzada. De una manera muy humilde, y en un humor trascendentalmente deprimido, él respondió: “Todos ustedes pueden permanecer aquí en Vraja-dhama debido a que son todos vaisnavas puros. Yo soy muy ofensivo, por lo tanto es mejor que me vaya a Navadvipa. Sus Señorías Sri Sri Gaura-Nitai no toman en cuenta las ofensas de uno, ya que Ellos han aparecido para liberar a todos los ofensores, pero aquí en Vraja-dhama las ofensas son tomadas en cuenta, y las reacciones son estrictamente ejecutadas”. Este fue su último viaje a Navadvipa-dhama. Pocos meses después de su llegada, el primer día de la luna nueva, en el mes de Phalguna, la quincena antes del aniversario de la aparición del Señor Caitanya,a la edad de 147 años, entró a los pasatiempos eternos del Señor.
Srila Bhaktivinoda Thakura solía siempre llamar a Srila Babaji Maharaja, vaisnava-sarvabhauma —“el comandante en jefe de los vaisnavas”.

cita:
gauravirbhava-bhumes tvam nirdesta saj-jana-priyah
vaisnava-sarvabhaumah sri-jagannathaya te namah
“Ofrezco mis respetuosas reverencias a Srila Jagannatha dasa Babaji, quien es respetado por toda la comunidad vaisnava y quien ha descubierto el lugar donde apareció el Señor Caitanya Mahaprabhu”.